Paraguay queda rezagado en el uso de la biotecnología agrícola, señalan

Fecha: 24-02-2011
Fuente: ABC Color
Según el informe 2010 del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (International Service for the Acquisition of Agri-biotech Applications, ISAAA), Paraguay ocupa el séptimo lugar en el mundo entre los países que aplican biotecnología en la producción de alimentos, informó ayer Ricardo Wollmeister, presidente del Inbio, tras recibir la estadística.   
  
“Es un dato positivo y vale la pena destacarlo, pero contiene también un llamado de atención: estamos aplicando un solo evento en la soja y se trata de uno de los primeros desarrollados, el más antiguo”, enfatizó.   

Añadió que los nuevos avances en biotecnología presentan mayor eficiencia en la producción y manejo y, sobre todo, un significativo ahorro en el uso de agroquímicos, haciendo más ambientalmente sustentable la producción, pero todavía no se disponen en el país.   
   
Wollmeister llamó la atención sobre el notable avance del Uruguay que en muy pocos años ha llegado a estar entre los “top ten” y ya está aplicando dos eventos, a la par que evalúa otros y los libera para su aplicación. “Paraguay está sufriendo el atraso de años en la posibilidad de investigación y aplicación de nuevas tecnologías y eso pone en riesgo el lugar ya ocupado en el mundo en la producción de alimentos”, acotó.   
  
En ese sentido trajo a colación el caso de la aplicación de políticas públicas equivocadas en la Argentina y bregó porque no nos suceda lo mismo. Dicho país sufrió la aplicación de medidas gubernamentales equivocadas que le propiciaron la pérdida de su posición en el comercio mundial de la carne. Agregó que ese no ha sido el único efecto de las disposiciones estatales, ya que no solo han dejado de exportar sino que hoy la población de Argentina consume menos carne que antes.   

“En la carrera por la aplicación de nuevas tecnologías para producir alimentos, un retraso puede significar graves consecuencias”, destacó. Wollmeister.   
   
El informe  

Por otro lado, Clive James, responsable del informe anual publicado ayer por el ISAAA, en 2010, y después de 15 años de comercialización, los cultivos transgénicos excedieron las mil millones de hectáreas acumuladas, un logro que indica que la tecnología llegó para quedarse.

La hectárea número mil millones fue cultivada en 2010 por uno de los 15,4 millones de agricultores de los 29 países que ahora se benefician de la tecnología. Como punto de comparación, mil millones de hectáreas equivalen aproximadamente a la superficie territorial de China o de EE.UU. Con un incremento sin precedente de 87 veces entre 1996 y 2010, los cultivos transgénicos son la tecnología de adopción más rápida en la historia de la agricultura moderna, según James, presidente y fundador del ISAAA.
  
Aumentó 14 millones de  Ha.

El crecimiento del uso de la biotecnología en la agricultura continúa siendo sólido, con un aumento de 14 millones de hectáreas cultivadas con transgénicos, o del 10%, entre 2009 y 2010, revela el informe de ISAAA.  Por primera vez, en 2010, los diez países con mayor superficie de cultivos genéticamente modificados superaron el millón de hectáreas, lo que proporciona una base amplia y estable para el crecimiento futuro. De acuerdo con  esta superficie, se incluyen: EE.UU. (66,8 millones), Brasil (25,4 millones), Argentina (22,9 millones), India (9,4 millones), Canadá (8,8
millones), China (3,5 millones), Paraguay (2,6 millones), Pakistán (2,4 millones), Sudáfrica (2,2 millones) y Uruguay (1,1 millones).